Taller: Autodefensa feminista

El sábado 4 de junio en el marco de las Jornadas Feministas 2016 impartí un pequeño taller de autodefensa feminista.

Este no era un taller físico, quería hacer entre todas las asistentes algo más profundo que creo que fuimos capaces de conseguir. No desvelaré ni los ejercicios que hicimos ni parte del contenido ya que si queréis saber más…contactáis conmigo y lo hacemos! Lo que sí que voy a hacer es haceros cuatro líneas breves sobre la base de éste, cuatro líneas que comprometo a ir desarrollando por escrito más adelante, ahora que ya voy bajando ritmos…

tallerjf2016xbloc

Se trata de que entre todas definamos lo que nos pasa y como respondemos. ¿Por qué? Pues porque todo se nos ha dado definido. Se nos ha dicho qué es autodefensa, que es una agresión, que respuestas debemos dar las mujeres etc. Y una de las prácticas más alienantes que existen es que el opresor le diga a la oprimida como se tiene que definir, que marque los límites de lo que es una agresión y que le diga que respuestas está legitimada a dar. De la misma manera que la memoria histórica es una manera de hacer un camino de consciencia y referencial, el poder de definición también lo es: somos nosotras las que lo sufrimos, somos nosotras las que lo definimos. Y punto. Nos toca definir violencia, violencias, agresividad, agresión, violencia de género, violencia doméstica, autodefensa, defensa, autodefensa femenina, respuesta, autodefensa feminista etc. Y nosotras sabemos hacerlo, lo hacemos y lo vamos a hacer…y lo seguiremos haciendo. Nos reapropiamos de los conceptos y los significados que nos han robado, de los cuales nos han quitado la capacidad de definirlos, y así los han puesto en nuestra contra. La palabra es nuestra, pues.

Una vez definimos lo que nos pasa también hace falta ver si no hace falta la autodefensa feminista. Y quiero huir por un momento de los casos flagrantes en los que el conocimiento de llaves y maniobras físicas es genial. Sé que es genial aprender a golpear, pero vayamos por partes, lo físico lo podemos abordar pero… ¿qué pasa con las desautorizaciones diarias que vivimos en nuestros espacios de vida y de militancia? ¿Y con los chantajes emocionales? ¿Cuántas veces hemos oído que somos pesadas, que no nos están agrediendo, que exageramos, que precisamente eso que señalamos no es machismo, que ellos no se comportan como los reyes de la casa…y, en fin, un largo etcétera? ¿Cómo nos sentimos ante esto, somos capaces de reaccionar? No nos han educado, por acción o por omisión, en hablar de límites y en ponerlos, en hablar de decir no y de aceptarlo, en hablar de consentimiento, de que querer no es asfixiar, de que en casa no se implantan imposiciones, de que las cuotas y las mujeres coartada no son exactamente un cambio radical, no nos han hablado de las transformaciones cotidianas. Entonces, ¿es la autodefensa feminista solo algo físico, algo individual?

En este punto vale la pena recordar que el heteropatriarcado es estructura. Así, las violencias de género, las violencias ejercidas hacia las mujeres se dan porque simplemente se puede, porque están tan normalizadas y naturalizadas que no hace falta que sean justificadas. Así son brutales y sutiles. Erosionan. Y están en todas partes: fabricas, oficinas, colegios, instituciones, casas, organizaciones, movimientos sociales…Entonces, ¿Qué acción feminista no es autodefensa feminista? Llenemos pues este concepto de contenido político. Pienso que hay una línea clara que relaciona autodefensa feminista con acción directa, sororidad con apoyo mutuo, autogestión feminista con autogestión en general. Sí, partimos de rechazar cualquier relación de poder y eso implica luchar y cuidar-se, implica respuesta feminista en el puesto de trabajo, en casa, contra el fascismo, en nuestros espacios…

Aquí podemos empezar, y empezamos, dos debates. Uno sobre el uso de violencia. Ésta, como herramienta, no es exclusiva del machismo y de hecho, romper con que el machismo tenga el monopolio de su uso es brillante. El otro sobre como el machismo que encontramos en nuestros espacios hace que no sean seguros. Para nosotras un espacio seguro no es un espacio donde nos tutoran, donde nos digan lo que tenemos que hacer como feministas, donde ellos nos protejan de los malvados machistas que hay fuera. No.NO.NOOOO. Un espacio seguro es aquel en el que no tengamos que explicar porque un comportamiento machista es machismo. Un espacio seguro es un espacio en el que NO se cuestionan las respuestas a las agresiones sino las agresiones. Y podría seguir pero no, porque se podría hacer un artículo para cada punto y solo estoy señalando de manera superficial. No nos gusta que como el capitalismo fagocita conceptos de los movimientos sociales y los moldea para sacar beneficio y bloquear la lucha vaciando de contenido los conceptos fagocitados, se haga lo mismo con los conceptos feministas. La gracia de un concepto  es que no es una forma, no es un término para quedar bien ni una moda así guai. No. NO.NOOO. Decir “me haces sentir mal o agredido” cuando os estamos señalando vuestros machismos es retorcido. Decir “cuidémonos” y con eso querer evitar debates duros sobre violencias machistas en nuestros espacios de vida o de militancia es simplemente tener mucho morro. Los consensos mediocres a los que nos permitís llegar NO son cooperar y hacer pedagogía, son eso: conceptos mediocres basados en una relación de poder. Decir “mira cómo te pones” cuando nos ponemos flamencas después de que utilicéis estas tácticas es un deporte de riesgo.

Hablar de todo esto nos hace darnos cuenta de cómo de importante es la autodefensa feminista, de cómo va más allá de cuatro golpes o un par de casos anecdóticos.

Y ahora, pendiente de profundizar, ¿quién se anima a un taller?

Mireia Redondo Prat

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s