UGT NOS VUELVE A VENDER: LA BRECHA DE GÉNERO EN LAS PENSIONES

Llevo días quemada con la propuesta que hace UGT para, se supone, luchar contra la brecha de género en las pensiones. Me quema que lo presenten como medida estrella, feminista y progre porque no lo és, pero sobretodo por el retroceso que supone en un momento en el que ya sufrimos bastante retrocesos. Y me quema porque joder, están otra vez actuando como las mascotas de papá Patrón y papá Estado.

¿Qué proponen? Pues nada más y nada menos que en caso de que en una relación de pareja la mujer no llegue al mínimo cotizado para recibir la pensión correspondiente, que el hombre le pueda dar una parte. Ponen de ejemplo un clásico: la mujer pide reducción de jornada para cuidar a algun familiar y el hombre sigue trabajando a tiempo completo. Así pues, su solución estrella es que se puedan repartir lo cotizado. Ah bueno y muchas guarderías, que le den morcilla a la pelea por una crianza no productiva.

Para empezar esto no supone para nada una innovación en el maravilloso campo de la dependencia de la mujeres hacia los hombres. Ya me dirás qué aporta de nuevo que el señor le de sus migajas a la señora, si precisamente el sistema contributivo, fiscal, laboral e incluso el marco mental social se basan en eso. Pero tendríamos que añadir que se basan en un tipo de pareja/relación concreta, cosa que empeora el enfoque general y el enfoque de género.

Deberían explicarnos porqué narices fomentan así la continuada Violencia del Estado hacia las mujeres y porqué no proponen otras medidas, aunque seguramente la respuesta sea que tienen mucho que esconder y callar. La brecha en las pensiones tiene su base en el sistema contributivo, en mundo laboral y en los parámetros machistas y es ahí donde hay que dar fuerte, en cambio UGT en vez de responsabilizar a los responsables (empresas, patronales, partidos, Estado, patriarcas….) pretende que la clase trabajadora cargue con eso en sus espaldas y las mujeres sigan dependiendo de. Pues menuda estafa de “sindicato”! Da vergüenza ajena.

Si es que tienen la desfachatez de proponer esa medida, que no es ni de mínimos, ante una situación de pobreza femenina flagrante y se quedan tan panchos! La brecha de género en la pensión de jubilación es de 450€ al mes, o sea del 36%. Más de un millón y medio de mujeres reciben pensiones de menos de 500€ y un millón de mujeres mayores de 65 años no reciben pensión, reciben las migajas de lo que recibe el marido, y claro tendríamos que ver si el marido es machista o no. Por no hablar de lo bajas que son las pensiones de viudedad o de que un 74,38% de las prestaciones por invalidez que reciben las mujeres son inferiores al SMI. La brecha de género en las pensiones existe porque el sistema de cotización contributivo castiga a quien cotiza menos tiempo, en menos cantidad o con lagunas. Por lo tanto castiga a las personas que copan las cifras de: contratos parciales, temporales, reducciones de jornada, trabajo submergido, trabajos de cuidados…Sí, castiga a las mujeres que ya somos castigadas con la brecha laboral.

Se nos castiga porque todo está montado segun la mentalidad patriarcal y de productividad capitalista: el hombre como pagador, con sueldo mayor, la mujer como sueldo complementario y encargada de los cuidados. Por eso tenemos peores contratos, y reducciones, y lagunas y por ende peores pensionesby mayor impacto impositivo. Entonces aquí hay que incidir, en la pelea ante la brecha salarial y las discriminaciones machistas, en apretar para que los permisos para cuidar a familiares sean decentes así como las pensiones por lo mismo, en atacar tanto las duración de la jornada, como los sueldos mínimos y rentas básicas, en poner sobre la mesa el PIB que suponen los cuidados, en rebentar las últimas reformas que han alargado la edad de jubilación y el tiempo de cotización, en la pelea por unas pensiones dignas, en poner en cuestión el concepto de pensión no contributiva que presupone que las mujeres no han trabajado (como si los cuidados o el trabajo submergido no existieran) para pagarles una miseria…

Que lo que hay que hacer es señalar y atacar toda esta violencia que ejerce el Estado, que ejercen las patronales, que ejerce el Patriarcado, y dejarse de monsergas de pedir al marido, si lo hay y si le apetece, que nos dé un poco de su bocadillo. Hay que tener un poco más de dignidad y amor propio y un poco menos de miseria, sí, miseria, porque con medidas así se fomenta que se normalice que nosotras necesitamos una ayuda, una dependencia, un pedir. Y ya está bien, que ya habíamos salido de todo eso. Fomentais la desmobilización, la pasividad, la rebaja total de las respuesta, escondeis el conflicto real y sois unos irresponsables que teneis la cara dura de admitir que una medida así puede tener el efecto contrario. Pues así os retratais como cómplices conscientes y necesarios de la Volencia Machista en las pensiones y el trabajo, y la Violencia del Estado. Así que dejad de llamaros sindicato hombre, cerrad el chiringuito, reconvertiros en lo que sois y dejad de tocarnos las narices, que el día menos pensado nos plantamos en la puerta y os bajamos las persianas.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s