#RuymanLibertad

No hay nada que añadir ya sobre el trabajo incesante, agotador, maravilloso del compañero Ruymán y de les compañeres de la FAGC y del Sindicato de Inquilinas de GC. Sus acciones hablan por ellas mismas ¿qué más podría decir? Escuchamos y miramos con atención qué hacen y cómo lo hacen, tomamos notas, leemos qué escriben, y hablo en plural porque a mi se me hace complicado desligar a Ruymán del colectivo y viceversa. Se me hace complicado no sentir todo ese apoyo mutuo con el que avanzan, afrontan y crean. Se me hace complicado no sentir su misma rabia y también su más que posible cansancio a ratos, esos días que se hacen cuesta arriba pero que amanecen al día siguiente con esperanzas y con lluvias de solidaridad y cariño.

No hay nada más que añadir a esta maldita represión que sabemos que recibe, que reciben, que recibimos, cada vez que se actúa desde la acción, lo concreto, la creación de espacios reales y autónomos. Efectivamente este juicio es un juicio a Ruy, al trabajo colectivo, y a los principios e ideas que transportan a ese trabajo colectivo. No, no es exagerado decirlo. Y aun así, es profundamente doloroso ver como esta represión se concreta en una persona y, como no, en todes les que le rodean. Ese dolor es el de saber que quieren un castigo ejemplar, o que quieren paralizar una lucha y todo lo creado, o que tal vez simplemente se esté dando un puñetazo sobre la mesa. Saber que esto funciona así no nos sana, pero nos da una perspectiva: la de estar seguras que la única manera de salir de todo esto es el apoyo y el aliento, aunque estemos lejos.

Yo, que siempre estoy barriendo hacia casa, traigo este dolor y este apoyo hacia el feminismo, el anarcofeminismo más concretamente, y pienso y re-pienso todos los motivos que hay para gritar #RuymanLibertad junto con la FAGC, el Sindicato de Inquilinas y quien haga falta. Sí, más allá de la necesidad de trabajar desde el apoyo mutuo y la acción directa en todos sus matices, hay algo más. El derecho a un techo, el trabajo hecho por les compañeres, también por Ruymán, tiene tanto que ver con el feminismo…Dar salida les que están en los márgenes, excluidas, precarizades, construir herramientas y luchas desde, con, para elles, más en concreto ser elles. Tiene todo el sentido. Pensemos cuántas mujeres supervivientes están y son. Entonces ¿cómo no gritar ante tal agresión del estado, del sistema capitalista y patriarcal? Pensemos ¿cuántas han sentido que podían denunciar o explicar que las habían agredido sin ser cuestionadas por el colectivo? Yo recuerdo ejemplos. Entonces, ¿cómo no gritar que #RuymanLibertad y que #LaFAGCNoSeToca, por ejemplo?

¿Cómo no estar con quien siempre está con las agredidas, las de muy abajo, las excluidas, les excluides, sin medias tintas y sin excusas? ¿Cómo no estar con toda esta práctica cotidiana que es todo corazón?

Poco tengo que decir excepto que espero haber podido transformar la lejanía física en un poco de cercanía con estas líneas, estar ahí sea como sea, sea donde sea. Espero poder contribuir a dar un poco de aliento ante el día de mañana y el trabajo que supone enfrentar a la represión.

Hoy, mañana y cuando haga falta, un enorme abrazo de apoyo anarcofeminista y peninsular

#RuymanLibertad

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s